Incendio en un cento comercial de Siberia provoca al menos 37 muertos y 69 desaparecidos

En Siberia, Rusia, este domingo hubo un incendio en un centro comercial que llevó a la muerte a al menos 37 personas, según el último balance recogido por la agencia de noticias oficial rusa Sputnik.

enter image description here

Según han informado los servicios de emergencias de Rusia, además de los 37 muertos, también hay 69 personas desaparecidas a causa del incendio, aunque los datos todavía no son definitivos. “Según datos precisados, 69 personas se consideran desaparecidas, entre ellas 40 menores”, ha explicado la fuente.

Hasta ahora solo se han confirmado siete muertos y 32 heridos por el fuego, que ha tardado muchas horas en ser apagado por los servicios de emergencias. El Comité de Investigación de Rusia ha abierdo una investigación para estudiar bien lo sucedido y poder conocer las causas. El origen del incendio

El origen del incendio fue en la sala de cine que está en la cuarta y última planta del edicicio del centro comercial. Desde ahí se propagó el fuero por todo el centro comercial.

Hay varios videos grabados por los testigos del incendio y se puede ver a cómo los visitantes del centro comercial saltan por las ventanas para huir del incendio.

Según las investigaciones preliminares, en el edificio del centro comercial ni siquiera se activó la alarma de incendios, por lo que las personas que se encontraban en el establecimiento no se percataron del fuego hasta que vieron el denso humo.

Los bomberos tardaron más de seis horas para poder controlar el incendio, que finalmente afectaron una superficie de 1.500 metros cuadrados.

Detenida la narcotraficante Tania Varela

Los Mossos d’Esquadra han detenido a Maria Tania Varela Otero, pareja de David Pérez Lago, hijastro del narcotraficante Laureano Oubiña, sobre la que ya había tres órdenes de detención.

enter image description here

Tania Varela se encontraba en paradero desconocido desde el 2014 y la buscaban por delitos de tráfico de drogas y blanqueo de dinero. También figuraba entre los fugitivos más buscados de la Europol por ser la responsable de tráfico de drogas a gran escala y de blanqueo de capital ingresado por la actividad relacionada con la droga. Tania era la única mujer entre las personas más buscadas por la Interpol.

La narcotraficante tenía un papel muy importante en la organización criminal de narcotraficantes más importante del norte de nuestro país, donde utilizan como puente para la distribución de drogas en toda Europa procedente de Sudamérica.

Tres órdenes de detención

La detenida ya tenía tres órdenes de detención por blanqueo de capitales y tráfico de drogas, según la información proporcionada por los Mossos d’Esquadra.

En 2013 fue emitida una orden de búsqueda de detención e ingreso en prisión por la Audiencia Nacional. Posteriormente, en 2014, el juzgado de primera instancia número 2 de Cambados (Pontevedra) dictó una orden de búsqueda y detención por el delito de blanqueo de capitales.

Los Mosos d’Esquadra recibieron información confidencial sobre el paradero de María Tania Varela Otero, que se encontraba en la comarca barcelonesa de Garraf, así que se puso en marcha un dispositivo de localización y vigilancia que dio resultado.

La narcotraficante residía en Sitges con su hija y el responsable de la policía catalana la ha vinculado con los clanes de Laureano Oubiña y Sito Miñanco. La detenida ya estuvo en prisión

María Tania ingresó en prisión en enero de 2013 para cumplir una pena de siete años de reclusión por la relación que tenía con una banda de narcotraficantes liderada por Pérez Lago.

En el juicio celebrado en 2011 ante la Audiencia Nacional, Pérez Lago reconoció los delitos que se le imputaban, igual que otros de sus compañeros y llegaron a alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, que quería veinte años de prisión y finalmente redujo la petición a nueve años.

Tania, que ya había estado en prisión provisional, rechazó su culpabilidad y presento recurso ante el Supremo, que en 2013 la condenó a siete años de prisión.